Tirar la toalla

¿Tirar la Toalla?

En mi experiencia personal y en cada una de las disciplinas que he estudiado he sentido este “pronto” de tirar la toalla o abandonar la práctica, ¿a que se debe lo que empiezo con mucho entusiasmo, tengo resultados positivos, deseo sinceramente compartirlo con el mayor número de personas e inmediatamente paso la voz, aún si yo no gano nada por ello?

Y un día, de repente, me invade una sensación extraña, primero de flojera después de desánimo y luego un vacío; entonces no siento emoción alguna ni tampoco resultados concretos y mi mente negativa inicia la fiesta alimentando más mi ánimo de tirar la toalla y no seguir con la práctica que diligentemente llevaba realizando…que sucedió? por qué? no es la primera vez que esto me pasa…y además leo y escucho cantidad de disciplinas nuevas que dicen darte resultados más rápidos…que esta vez si es la buena…que no me la voy a acabar de la emoción…y curiosamente cada una de ellas tiene el mismo objetivo o visión, darte salud, felicidad, abundancia, etcétera….

Así que me doy a la tarea de investigar, de observar esta emoción extraña y saber de una vez por todas porque sucede este deseo de tirar la toalla y buscar nuevos horizontes….descubro que en realidad son momentos vacíos que te avisan un progreso en tu práctica, no importa a cuál de ellas te dediques, en lo personal yo le estoy apostando desde el 2008 a la ciencia de Zhineng Qigong no sin antes pasar por otras tantas y con la misma sensación; solo que en esta ocasión lo he podido observar con mayor claridad….son momentos donde el cuerpo y la mente te piden reposo para poder digerir su constante evolución pero no por ello quiere decir que lo dejes, es como haber arado un campo, plantar la semilla y no esperar su cosecha…algo así…lo que descubrí es que no dejé de practicar, quizás bajé el ritmo, me di oportunidad de tranquilizarme y perseverar, pasaron los días y recupero mi entusiasmo, esta vez no un entusiasmo exagerado sino más maduro, con mayor serenidad, entendiendo que paso a paso sin prisas se logra un resultado…

Y entonces en esos momentos de quietud leo lo siguiente de un libro de Transurfing que me ha gustado muchísimo:

Si no tienes un objetivo definido y no quieres nada, significa que tu nivel de energía vital está muy bajo, o tu mente ha metido definitivamente al alma en la funda. En el primer caso puedes aumentar el tono vital si te ocupas de tu salud. Es posible que ni siquiera sepas qué es una buena salud. Es cuando la vida te complace y lo quieres todo y a la vez. El alma no es capaz de no querer nada; después de todo, esta vida es la única posibilidad para el alma.

Comprendo entonces que a veces la toalla se tira porque no es tu objetivo personal y no pasa nada…sin embargo…si te ha hecho bien y los resultados han sido positivos y escuchas cuidadosamente que solamente esa desilusión de continuar fue un momento de progreso y continuas tu práctica la sonrisa se reflejará en tu rostro. No lo confundas con esa flojera de ni siquiera intentar practicar como te enseña cada disciplina, esto es otro tema.

Simplemente para aquellos practicantes de Zhineng Qigong que han sentido lo mismo que yo les sugiero observarse y obtener la respuesta correcta, tomar la información y relajarse para lograr la transformación y a base de repetición expandirse, penetrar y conectarse.

Hun Yuan Ling Tong